¿Cómo podemos evitar el ‘aquaplaning’?

Uno de los riesgos más importantes al conducir el vehículo es el fenómeno popularmente conocido como aquaplaning. Especialmente frecuente en días lluviosos, es un auténtico peligro que puede poner en riesgo a todos los pasajeros del vehículo, que se descontrola resbalando por la superficie.

Unos neumáticos desgastados o con baja presión pueden ser la causa para que se produzca el fenómeno. Evidentemente, también influye la cantidad de agua existente en la superficie, así que es conveniente, en la medida de lo posible, evitar charcos y zonas inundadas.

El aquaplaning se produce más frecuentemente cuando la velocidad es elevada. Seguramente sea por eso que el primer impulso que un conductor tiene cuando se produce es frenar. Eso sería lo peor que podemos hacer. En lugar de realizar un frenazo lo aconsejable es desacelerar progresivamente, levantar el pie del acelerador y no tocar el pedal del freno.

Es también muy importante sujetar con firmeza el volante y tratar de enderezar el rumbo del vehículo.

Parece fácil cuando leemos los consejos, sin embargo es muy difícil mantener la calma en situaciones peligrosas como estas. Es por eso que es importantísimo vigilar el estado de los neumáticos, la profundidad del dibujo, los sistemas de freno y de luces.

¿Cuánto hace que no revisas tus neumáticos? No dejes que el azar decida por ti y conduce con las mejores condiciones de seguridad posible. Solo de esta manera podrás evitar sustos inesperados en la seguridad y comodidad de los tuyos. Ven al EuroTaller de Olesa de Montserrat, donde nuestro equipo de profesionales se encargará de todo.

¡Te esperamos!